Historia

Historia de la copa menstrual, es más antigua de lo que muchas creían

Fuente cultura colectiva

Aunque te pueda parecer que la copa menstrual es absolutamente novedosa la primera patente se remonta a principios del siglo XX. Es más, el Museo de la Menstruación y Salud de la Mujer en Maryland (EE.UU.) asegura que ya existían rudimentarias copas menstruales desde 1867.  La copa menstrual se comenzó a producir industrialmente desde la década de 1930, si bien la primera patente fue en 1932, la de L. J. Goddard. Luego, otra copa menstrual fue patentada por Leona Chalmers en los Estados Unidos, con el nombre Tass-ette y fabricada en caucho vulcanizado.​ Hubo otras patentes en 1935, 1937 y 1950 pero solo tuvieron éxito en la década de los años 1930. En 1963 dejó de fabricarse. La copa no era rentable, en el mercado había falta de látex y no tuvo éxito comercial: para las mujeres era demasiado grande, rígida y pesada, además de la cuestión cultural que implica la manipulación de los genitales y las secreciones vaginales. Y fue en 1987 cuando apareció en el mercado la copa menstrual de látex, reutilizable y en dos tamaños (aún disponible en la actualidad). Su éxito marcó el inicio del camino que nos llevaría al año 2000 cuando se fabricó la primera copa menstrual de silicona.

Cuestiones ambientales en la elección de usar copas, toallas o tampones

El uso de copas menstruales no contamina constantemente al ambiente con materiales no biodegradables o residuos tóxicos.​ Su alta duración reduce su impacto ecológico frente a la utilización de toallas o tampones. Los mayores impactos ambientales de estas copas residen en su fabricación, la energía necesaria para su esterilización y el consumo de agua para su limpieza.

Los tampones y toallas sanitarias contienen diversos elementos que pueden ser tóxicos para las mujeres, son altamente contaminantes tanto en su fabricación, como en su uso, y una vez desechados. Se calcula que alrededor de 315 millones de mujeres en todo el mundo usan tampones o toallas. Incluso, en el caso de las toallas llamadas “ecológicas”, que se hacen con algodón natural y no contienen blanqueadores ni químicos, el problema de los deshechos persiste, ya que su degradación es lenta.

Ventajas de la copa menstrual

  • Economía: el costo inicial es mayor que los absorbentes desechables pero es un solo gasto y se recupera la inversión a los pocos meses, ya que la duración con los cuidados adecuados puede ser más de diez años.
  • Evita infecciones: la silicona es inerte, de forma similar al cristal, y no es adecuada para que los gérmenes se acumulen en ella.
  • Comodidad: se puede tener puesta durante toda la noche. Se puede utilizar durante toda la menstruación independientemente de lo copiosa que sea e incluso en cualquier momento del ciclo simplemente para acostumbrarse a llevarla.
  • Seguridad: permite hacer cualquier tipo de ejercicio, como nadar, montar caballos, alzar pesas, correr y bailar. Mojarse en la lluvia, un río o el sudor no es ningún problema.
  • Ambiente: genera menos desechos que contaminan el ambiente. También, permite devolver la sangre a la tierra como fertilizante para las plantas. (Por higiene, se puede depositarla en un pequeño hoyo y luego taparlo.)
  • Accesibilidad: es muy fácil de comprar por internet.
  • Duración: hasta más de diez años.
  • Preparación: una vez que quien la utilice tiene su copa y sabe cómo usarla, está lista para manejar su menstruación durante 10 años, lo que es sumamente importante en comunidades aisladas.

Inconvenientes de la copa menstrual

  • Como los tampones, puede ser un poco complicada de usar al principio. Se puede mover si está mal colocada. Sin embargo, si la colocación es adecuada es difícil que se mueva, de hecho puede crear una succión que impida sacarla si no se sabe hacer. Simplemente introduciendo un dedo para que entre el aire, se deshace el vacío y sale fácilmente.
  • De no lavarla o hervirla después de cada ciclo menstrual, puede quedar un color amarillento en aquellas que son de silicona transparente, lo que le puede dar un aspecto de “suciedad” (y esta es una razón de comprar una que es colorida).
  • Puede haber pérdidas de flujo hasta que se encuentra la talla correcta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *